10 pasos para escoger un producto rentable y venderlo en internet

“Quiero comenzar a vender en línea y no sé por dónde empezar”. Esta duda es mucho más común de lo que crees entre los comerciantes y emprendedores. Nadie quiere comenzar un negocio en el cual la pérdida sea mayor que la ganancia. Por eso, antes de iniciar, es importante repasar algunos detalles: evaluar los recursos con los que cuentas, observar las necesidades de tu público objetivo, reconocer tus destrezas, entre otros detalles importantes.

¿Por qué es buena idea vender por internet?

Los beneficios de vender en línea son muchísimos. Si aún lo estás dudando, te recordamos que un negocio online te permite…

¿Por qué es buena idea vender por internet?
  • Romper fácilmente las barreras geográficas, lo que se resume en un mayor alcance, especialmente si estás ofreciendo un servicio y no un producto físico.
  • Brindar atención extendida al público. Los compradores podrán contactarte a cualquier hora del día, así que ninguno de nosotros dependerá del cartel de “abierto” o “cerrado”.
  • Reducir gastos, pues la inversión monetaria en un negocio digital suele ser menor a la de un negocio físico.
  • Estudiar más fácilmente el comportamiento del cliente para así adaptar las estrategias de comunicación y venta.
  • Obtener buenas ganancias si eliges inteligentemente tu nicho de mercado.

Encuentra un producto rentable en 10 pasos

Para encontrar un producto que sea rentable para vender por internet debes hacerte varias preguntas. Para contestarlas, debes usar la lógica, las matemáticas y, aunque no lo creas, también el corazón.

1. Describe tus habilidades

Todos tenemos talento para algo. ¿Sabes cuál es el tuyo? En caso afirmativo, ¡vas muy bien! En caso de que aún no lo sepas, es importante que repases: ¿cuáles son las áreas en las que tienes más experiencia?, ¿cuáles han sido las destrezas que otros (o tú mismo) han reconocido en ti?, ¿cuáles son los temas sobre los que sientes más confianza al hablar? De allí surgirán ideas que te podrían acercar hacia el producto ideal.

2. Define tus pasiones:

Cuando uno trabaja en lo que am se siente y se refleja en los resultados .Reconocer cuáles son esos temas o labores que hacen que tu corazón se emocione puede ayudarte a encontrar un producto o servicio para comercializar.

 Por ejemplo: ¿te gusta el deporte?, ¿amas el café?, ¿te apasionan los números?, ¿adoras el maquillaje?, ¿la educación es lo tuyo? Podrías evaluar qué productos relacionados con tus pasiones puedes ofrecer o crear.

3. Observa tus necesidades y las de los demás:

Un producto rentable debe resolver necesidades y, sobre todo, debe mirar hacia el futuro. Pregúntate: dentro de las áreas previamente definidas, ¿qué ayudaría a hacer mejor tu vida? Piensa en productos existentes e imagina, por ejemplo, cómo podrías mejorarlo tú para ofrecer soluciones más actuales.

4. Elige un área del mercado:

Las preguntas realizadas previamente te habrán dado señales para llegar a este punto. Una vez escogido el tipo de producto que quieres comercializar, es importante que te involucres en el mercado. Esto te permitirá ver la competencia.

Si tienes mucha competencia en el nicho de mercado puede ser una desventaja; si no tienes ninguna, puede que se te haga cuesta arriba posicionarlo… ¡o tal vez no! Pero si eliges un equilibrio, mejor.

5. Escoge un producto con mayores márgenes de ganancia.

En este punto las claves son la investigación, las estadísticas y matemáticas. Además de evaluar cuánto costará la elaboración o adquisición del producto a comercializar, también debes tomar en cuenta cuánto deberás invertir en la promoción. En fin, debes incluir en la ecuación todos los recursos en los que se requerirá invertir para que se generen las ventas.

6. Analiza la competencia

Evalúa qué hace atractivas a las marcas similares a los productos que deseas comercializar y observa también sus debilidades para establecer oportunidades de mejoras con tu negocio. El análisis no solo es del producto, sino también de su comunicación y sus medios y/o estrategias de difusión.

7. Define tus proveedores

Existen distintos caminos que puedes tomar: la opción más económica es, indudablemente, crearlo tú mismo. Por ejemplo, ¿sabes hacer tablas de surf y quieres comenzar a venderlas? Solo necesitarás los materiales, tu talento y sobre todo mucha energía. El detalle es que tu tiempo es limitado, y si la demanda crece deberás contratar empleados.

Otra opción es comprar al por mayor, que puede resultar bastante lucrativo si se hacen los cálculos correctos. Y la última herramienta es que te conviertas un intermediario entre el fabricante y el cliente, lo que se conoce como dropshipping.

8. Establece las características del producto

Una vez elegido el producto, el trabajo apenas comienza. Si has definido bien las características del producto a comercializar tendrás más posibilidades de definir el usuario al que quieres llegar a través de las palabras y medios ideales a utilizar.

9. Inspírate  con distintas tiendas digitales

Para que el proceso de comercialización sea el adecuado no solo basta con tener un producto o servicio ideal, pues importa también el compromiso y persistencia del negociante, quien siempre se  sentirá influido positivamente si mira contenidos que le permitan nutrirse.

Visita sitios como Amazon o eBay y busca publicaciones en secciones que muestren qué es lo más deseado en la actualidad por los clientes que acceden al portal web.

10. Sigue informándote y escuchándote

Las realidades cambian rápidamente. Por eso es importante que te mantengas al día, no solo con las tendencias de comercio electrónico y marketing digital, sino también a tu propia voz, intereses y necesidades (y, por supuesto, la de tus clientes). De allí podrían surgir ideas para nuevos productos o para potenciar los existentes.

Ideas de servicios para vender por internet

Ideas de servicios para vender por internet

Más allá de la venta de un producto físico, también existen cientos de opciones de servicio solo requieren de tu energía, organización y dedicación. Por ejemplo:

· Asesorías en un área en que te hayas especializado (abogacía, marketing, negocios, etc,)

· Redacción de artículos.

· Diseño digital.

· Fotografías por proyectos.

· Programación/diseño web.

· Soporte técnico.

· Clases de algún idioma o materia puntual.

Existen muchos productos y servicios que pueden ser realmente rentables dado a su baja inversión. Solo hay que estar atentos a las pasiones, destrezas, necesidades y tendencias.

¿Ya sabes qué te gustaría vender?

Oscar Botella
Oscar Botella

Emprendedor con una motivación intrínseca hacia el marketing, y creador de la agencia SEO Estudio, me dedico a dirigir tráfico y clientes potenciales para empresas y proyectos propios.